27 febrero, 2019 7 min to read

Como Destrozar México con una Ley

Category : Selectivos

Juan M. Dabdoub Giacoman  

Consejo Mexicano de la Familia / CDMX / 28.02.2019 

El pasado 23 de octubre, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presentó una iniciativa de ley ante la Cámara de Diputados a través de uno de sus más fieles discípulos, el presidente de esa Cámara, Porfirio Muñoz Ledo. 

Esta reforma ¡¡que es constitucional!! es conocida como “La Reforma de Porfirio”; aunque todos sabemos que, en este nuevo gobierno, con tufos de autoritarismo y pretensiones de dictadura, nada se mueve sin el visto bueno del Presidente. 

Así es que debería llamarse “La Reforma de AMLO” o “La Reforma de la Mafia Morena” o, dada su importancia, solo “La Reforma”. 

La Reforma es tan perversa, que, de ser aprobada, destrozará la vida de todos los mexicanos, pues ataca los fundamentos de nuestra cultura, tradiciones, creencias y valores… NO trata sobre el ABORTO exclusivamente, como muchos han creído; ¡nada escapa!  

Permítame contarle algunas de las barbaridades de La Reforma, que está sustentada en una ideología carente de fundamento objetivo, pues choca de frente con la realidad, la ciencia, e incluso, la razón. 

1º) Se saca de la manga cualquier cantidad de términos que no están ni siquiera definidos en los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos (TIDH): autonomía reproductiva, libre ejercicio de la personalidad, igualdad sustantiva, formas de comunidad familiar, etc… ¿Acaso usted pudo “descifrar” alguno? 

2º) Dice que queda prohibida la discriminación [concepto muy manoseado por la izquierda radical, por lo que haremos un artículo exclusivo para él] motivada por la “identidad de género” y la “expresión de género”. 

La “Identidad de Género”, dice que es el CONCEPTO que se tiene de uno mismo como ser sexual.  

Y de la “Expresión de Género” dice que los rasgos culturales son los que permiten identificar a una persona como masculina o femenina, y no su sexo biológico. 

Con esos dos términos, el Presidente ha decidido tirar a la basura la biología, la anatomía, la medicina, la antropología y toda aquella ciencia que estudia la naturaleza humana.  

Según él, usted no es lo que es, sino lo que usted piensa que es; lo que a usted le gustaría ser. Donde los mexicanos, dice, decidimos nuestra vida, no en función de la realidad, sino por lo que diga nuestra cabecita… no importa si estamos cuerdos o locos. 

3º) También nos pide no discriminar por las “preferencias y orientaciones sexuales”. Esto es que los mexicanos podremos dar rienda suelta a nuestros gustos, antojos, arrebatos, pasiones, impulsos y apetitos sexuales sin ser criticados por nadie… 

Primero, ningún TIDH habla sobre la “orientación sexual y mucho menos de las “preferencias sexuales”, que, además, ni siquiera se mencionan en los libros de psicología o psiquiatría. 

4º) Pero incluso dice que, para que nuestros hijos no sean discriminados, deberán aprender en la escuela, desde kínder, todos los tipos de “preferencias y orientaciones sexuales” a las que pueden optar cuando crezcan.  

Me recordó al expresidente Plutarco Elías Calles (Elías es apellido…), quien dijo: “…debemos apoderarnos de las conciencias de la niñez, de las conciencias de la juventud…” ¡¿Qué tal?! 

5º) También pide no discriminar entre hombres y mujeres debido a sus diferencias biológicas… 

Lo anterior significa que los hombres podremos entrar a los baños, regaderas y vestidores de las mujeres y viceversa. 

Qué los hombres podremos jugar fútbol, basquetbol o volibol en las ligas femeninas y viceversa. 

Qué los hombres operados, hormonados y siliconados podrán concursar junto a las mujeres en el nuevo “Certamen Universal de Cirugías Plásticas”, anteriormente llamado Miss Universo. 

6º) Asimismo, dice que la “Igualdad Sustantiva” alude al ejercicio pleno de los derechos universales Entonces… ¿Cómo…? ¿Es el derecho a tener derechos humanos…? 

7º) Despedaza a La Familia, pues según él ¡ya no existe!  

Ahora existirán, por decreto, “Estructuras, Manifestaciones y Formas de Comunidad Familiar”. 

Lo anterior viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), que dice que solo hay un tipo de Familia: la NATURAL; con múltiples estructuras familiares, sí, pero solo un tipo. 

Y es que la DUDH establece que: “LA FAMILIA es el elemento NATURAL y FUNDAMENTAL de la sociedad… y tiene derecho a la PROTECCIÓN de la sociedad y del Estado” [Natural… y siempre en singular!] 

8º) Exige que haya Paridad de Género… [mismo número de hombres y mujeres] en el acceso al gobierno, los Poderes de la Unión y las empresas públicas y privadas. 

Lo anterior es el mayor absurdo del feminismo radical, pues sí se establecen “cuotas” por sexo, también debería de haber cuotas por: edad, color de piel, raza, religión, nivel socioeconómico, etcétera. ¿Por qué solo cuotas para mujeres? 

Pero, además, es injusto que las mujeres ocupen el 50% de los puestos de trabajo¡Me niego! 

¿Por qué limitarlas?, ¿Por qué, si hubiera un 70% de mujeres mejor capacitadas que los candidatos hombres, habría que quitarles a ellas el 20% de los puestos? 

Pero, lo más irracional de todo es que, mientras que países como Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia y Groenlandia —miembros de Consejo Nórdico— ya vienen de regreso, nosotros apenas vamos, aferrados a cometer los mismos errores que ellos ya dejaron atrás. 

Y es que, dada la evidencia, dichos países, pioneros en la Paridad de Género, decidieron cerrar el Instituto Nórdico de Género [NIKK] desde 2011; pues descubrieron, entre otras cosas, que a los hombres les gusta trabajar en cosas para hombres y a las mujeres en trabajos propios de mujeres. 

9º) Dice tenemos “derecho a la sexualidad y a decidir sobre ella…” Pero NO existe ese supuesto derecho humano en NINGÚN TIDH. 

Pero si existiera, que ya nos vaya diciendo el Presidente que Secretaría va a proteger ese derecho; para que aquellos que siempre han soñado con tener un harem, puedan ir a reclamar que los ayuden a ejercer su “derecho a la sexualidad”.  

10º) Finalmente, aunque hay más, se inventa el derecho a la “Autonomía Reproductiva”; pero…  

¿Quién rayos tiene autonomía reproductiva? Yo creía que los hombres y las mujeres nos necesitábamos mutuamente para procrear… Incluso a través de la deshumanizante y mercantilista fecundación “In Vitro” ¿No? 

También se inventa el derecho al “Libre Desarrollo de la Personalidad”; pues no existe ese derecho en ningún lado y nadie sabe que significa… ¿Usted sí? 

Pero el Presidente Lopez Obrador es muy astuto; y se inventó esos “derechos”, no para cuidar la reproducción de los nuevos mexicanos, sino para matarlos.  

Quiere convencer a las mujeres de que ellas tienen derecho a matar a sus propios hijos. 

Pero, así como no existe la “Autonomía Reproductiva”, ni el “Libre Desarrollo de la Personalidad”, tampoco existe el derecho a matar y, por lo tanto, tampoco el derecho al aborto en ningún Tratado Internacional sobre Derechos Humanos… ¡NO, EXISTE! ¿Así, o más claro? 

En síntesis, “La Reforma de la Mafia Morena o de AMLO” (¡No de Porfirio!), busca imponer desde la Constitución: el Aborto, el Homosexualismo Político y la Ideología de Género en su versión más radical, en todos los ámbitos de nuestra sociedad; desde a nuestros niños de preescolar hasta en las políticas públicas más absurda que afectarán a toda la población. 

Debemos detenerla; y en TRES DÍAS TE DIREMOS CÓMO lo vamos a lograr. Pero necesitamos de tu participación. 

Necesitamos estés atento, pues ¡¡NECESITAREMOS TODO EL ESFUERZO DE TODOS!!  ¡Muchas gracias!