MANIFIESTO POR LA FAMILIA


México D. F., 04 de marzo de 2014

El Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia), la primera asociación de personas profamilia de México, preocupado por el alarmante deterioro del entorno en el que viven nuestros hijos, proclama el siguiente manifiesto:

I. La importancia de la familia en el bienestar social

La familia ha sido reconocida universalmente a lo largo de la historia, como la célula básica de la sociedad. Hoy, la ciencia nos permite ver a través de múltiples indicadores el efecto del bienestar de la familia en los hijos y la sociedad, y el impacto que tiene el entorno en la familia.

II. Nuestro malestar

El crecimiento avasallador de un entorno contrario a las necesidades y valores fundamentales de la familia mexicana, amenaza no sólo con anular los posibles beneficios de las reformas estructurales, sino con agravar el daño ya causado al núcleo familiar.

III. Razones del malestar (indicadores)

México muestra síntomas evidentes de una sociedad en estado de descomposición avanzado; que pueden confirmarse por indicadores que lo ubican en múltiples vergonzosos primeros lugares (Campeonatos Negros y Medallas de Vergüenza) a nivel internacional.

Asimismo, las tendencias internas muestran más retroceso que avance en la calidad del entorno que rodea a las familias, provocando una caída generalizada en el bienestar.

IV. Diagnóstico

Lo anterior es el resultado de la ausencia de suficientes y eficientes leyes, acciones y políticas públicas que protejan y fortalezcan a la familia; y de una nula o pobre aplicación de las que hay.

Esa ineficacia es, en buena medida, producto de la falta de diagnósticos integrales que orienten la política pública y el quehacer legislativo hacia las necesidades reales de la población.

Esto ha provocado que la familia mexicana esté desprotegida y sea agredida por el mismo entorno social en el que viven y crecen nuestros hijos.

V. Propuestas Inmediatas de Solución

Colocar a la familia en el centro de la toma de decisiones de todos los sectores de la Nación.

Priorizar la implementación a plenitud de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Que los tres Poderes de la Unión implementen medidas profamilia en los temas prioritarios del entorno que están afectando la dignidad e integridad del individuo y el bienestar de la familia.D