Lo que debes saber sobre la autoestima

0
387

¿Has sentido alguna vez que no te toman en cuenta, que todo te sale mal, que no tienes el talento para hacer lo que te gusta o que tu físico no es el que quisieras tener?

Tranquilízate, a continuación te damos algunos consejos para ayudarte a identificar tus cualidades y no caer en la “depre” o, peor aún, en adicciones.

Los expertos señalan que el autoconocimiento y una buena autoestima es primordial, principalmente para los adolescentes, no sólo para rechazar la oferta de drogas, sino para otros aspectos cotidianos.
Cuando la autoestima es alta, la persona se siente capaz de enfrentar las problemáticas. Por el contrario, cuando sólo se observan características negativas, aumenta el sentimiento de angustia, el temor al éxito y se es más propenso a ejercer o ser víctima de violencia.
De acuerdo con la psicóloga Silvia Brito Rosales, coordinadora de Psicología de la Unidad de Hospitalización Ecatepec de Centros de Integración Juvenil, existe una relación estrecha entre el consumo de drogas y una baja autoestima, pues una característica de quien usa sustancias adictivas es el escaso amor propio y la inseguridad de sus capacidades, lo que afecta sus relaciones y a su vez aumenta el riesgo de adicción.
Parte de la construcción de la autoestima, dice la experta, se genera de la interacción con los padres o personas cercanas, es decir, es una reproducción de sus estereotipos y vivencias.
Y agrega que la mejor manera de adquirir una buena autoestima es el cariño proporcionado desde la concepción y el reconocimiento de las habilidades que se poseen, así como el hecho de esforzarse para desarrollar las que no se tengan.
Así que si en algún momento sientes enojo, tristeza, soledad o incomprensión, te damos unos tips que te pueden ayudar a mejorar tu estado de ánimo y autoestima:

• Escribe lo que sientes y, si quieres, compártelo con alguien de tu confianza. Guarda para ti algunos de los recuerdos que te han hecho sentir alegría (fotos, regalos, cartas) y, cuando te sientas deprimido, échales un vistazo.

• Evita los pensamientos negativos sobre ti mismo. Si acostumbras centrar la atención en tus defectos, piensa en aspectos positivos que los contrarrestan. Por ejemplo, anota cada día algo que te guste de ti y que te haga feliz.

• Fija metas y logros en tu vida, sin caer en la perfección. Piensa qué te gustaría conseguir y diseña un plan para hacerlo, analiza en qué eres bueno y en las cosas que disfrutas y ve por ellas.

• Si te equivocas, ¡no pasa nada! cometer errores no es malo, al contrario, es parte del aprendizaje. Recuerda que cada quien sobresale en cosas diferentes, de lo contrario ¿qué aburrido sería que todos fuéramos iguales, no crees?

• Prueba actividades nuevas. Realiza algún deporte, haz ejercicio o experimenta diferentes prácticas, siempre que ello no implique riesgos para tu salud.

• Si hay algo que no te gusta de tu imagen y puedes cambiarlo, investiga la manera más segura y hazlo. Pero si se trata de algo que no puedes modificar, como tu estatura, tono de piel, etcétera, acéptalo y quiérete tal y como eres. Ello te hace una persona única y especial.

• Externa siempre tus opiniones e ideas. No tengas miedo al qué dirán, pero procura ser amable con la manera en que lo expresas.
Quienes te aceptan y respetan tal cual eres te quieren de verdad, ¡dedícales tu tiempo y disfruta haciendo las cosas que te gustan!