Jóvenes consumistas: Pegan más a sus padres y cometen delitos más graves

0
62

“La violencia en los medios y en la sociedad” genera adolescentes con “ausencia de culpa, sin conciencia y reacios a tratamientos”, dicen los expertos

Víctor Ruiz

Diversos especialistas vienen a coincidir en que “el aumento de la violencia en los medios y en la sociedad”, así como el “ambiente consumista” en el que viven los adolescentes, son los causantes del incremento de violencia por parte de este colectivo. Pegan más a sus padres y cometen delitos cada vez más graves, advierten los expertos.

José Luis Alba, profesor de Psicología Criminal en la Universidad de Valencia y de Criminología en la Universidad de Salamanca, constató que la violencia de los hijos hacia los padres se ha incrementado en España de forma preocupante en los últimos siete años.

Experto en el tratamiento de la delincuencia juvenil, Alba impartió en esas fechas en Tenerife el curso El tratamiento de la delincuencia juvenil, en el que abordó la problemática de los hijos violentos en la familia, “fenómeno nuevo, que todavía no se conoce muy bien y que ha aumentado en España un 8 por ciento desde el año 2000 al 2007”, aseguró.

Invitado por la Fundación Mapfre Guanarteme para dar ese curso, el contenido del mismo iba “dirigido a educadores, asistentes sociales, abogados y padres, con el objetivo de facilitar orientación y herramientas para prevenir la desadaptación social juvenil”.

El psicólogo realiza actualmente una investigación en esta materia, gracias a una subvención del Departamento de Justicia de Cataluña, con el fin de precisar todas las características y circunstancias que rodean a los hijos que se muestran agresivos con sus ascendientes, para fijar pautas de ayuda, tanto para los jóvenes como para los padres.

Ausencia de culpa

Según explicó Alba, “la personalidad de los menores que agreden a sus padres, en familias de clase media, se define por tener reacciones violentas en el ámbito familiar y escolar, al tiempo que manifiestan su ausencia de culpa, sin que les diga nada su conciencia y se muestran reacios a cualquier tipo de tratamiento”.

El especialista señaló que este comportamiento agresivo “se debe, en gran parte, a la sociedad actual, en la que el menor se ve imbuido en un ambiente consumista, que tiene todo al alcance de la mano y lo consigue con poco esfuerzo”.

El profesor universitario manifestó, asimismo, que estos jóvenes agresores no tienen nada que ver con los menores delincuentes habituales y que con un buen seguimiento no tienen por qué acabar delinquiendo.

Delitos más graves

Por otra parte, las conclusiones de unas jornadas sobre prevención de violencia juvenil celebradas el 22 de marzo, y organizadas por la Confederación Española de Policía (CEP) y el ayuntamiento de Murcia, apuntan a que los grupos juveniles cometen delitos cada vez más graves.

La gravedad de los delitos, llevados a cabo por adolescentes españoles y de otras nacionalidades, ha aumentado “en parte por el aumento de la violencia en los medios y en la sociedad”, constatan agentes de la policía nacional y expertos en violencia que asistieron a las jornadas.

Mientras tanto, las pandillas latinas ubicadas en España “no son preocupantes hasta la fecha, están “en letargo, en una situación estable y controlada”, y “no se vinculan al crimen organizado”, según el secretario general de la CEP, Ignacio García

Por el contrario, en los últimos años los grupos juveniles son “cada vez más un semillero de actos graves y de mayor calado”. No aumenta el número de delitos, pero sí su gravedad.

Más violencia en los medios

A esta opinión se sumó el jefe del grupo de Menores de la jefatura superior de Policía de Murcia, Ricardo Torrecilla, para quien en los últimos tres años, pese a que no se ha incrementado el número de delitos de grupos juveniles, sí ha aumentado su gravedad, “en parte por el aumento de la violencia en los medios de comunicación y en la sociedad”.

Torrecilla y García coincidieron en la necesidad de poner en marcha planes de prevención, control y seguimiento de este tipo de menores, así como de formar e informar a padres y a profesores para que sepan actuar en casos de violencia juvenil, “ya que no se puede aplicar el procedimiento policial estrictamente”, puntualizó García.

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=7788