En aula distinta

0
52

Universitarios. Educación diferenciada. Para que un género no frene el desarrollo del otro, hay planes de estudio que distinguen sus habilidades cognitivas y físicas

Tania Romero

Las preparatorias de educación diferenciada tienen el objetivo de aprovechar las características de cada género con planes de estudio y estrategias específicas.

“Se toma en cuenta la diferencia en el desarrollo tanto cognitivo y físico que tiene un varón y una mujer, en concreto, en la adolescencia, cuando se manifiesta más esta diferencia en la manera de ir creciendo”, menciona Alejandra Aburto, coordinadora de Bilingüismo del Instituto Highlands, que posee una escuela para mujeres y en agosto abrirá la de hombres.

A decir de Aburto, las mujeres tienen una motricidad fina mucho más aguda, por lo que destacan en diseño o dibujo. Los hombres, en contraste, poseen mejor manejo visoespacial y habilidad deportiva, causada por su coordinación física más desarrollada.

“El varón es mucho más práctico, más dispuesto a ejercitar la tarea, mucho más funcional”, comenta, “en contraste a las mujeres, que son más analíticas y poseedoras de un lenguaje más desarrollado que el del hombre”.

Estos modelos se aplican para fomentar el desarrollo especializado -de acuerdo con las necesidades y habilidades cognitivas y físicas de cada género-, sin frenar el de uno en detrimento del otro.

“Permite enfocarse en los intereses tanto de los niños como las niñas. Con base en eso, es como se plantean proyectos, de manera que les permitan ser más autodidactas, que sean ellos los que investiguen, los que elijan la manera de aprender y los métodos a seguir en sus investigaciones”.

A su vez, Gamaliel Téllez, director de la prepa varonil de la Universidad Panamericana (UP), comenta que este modelo también busca reafirmar la construcción de identidad a partir de la diferenciación de cada sexo.

“La sociedad tiende a igualar al hombre y a la mujer en derechos y eso está bien, pero se trata de que cada uno construya partiendo de su propia identidad, cosas buenas que tienen las mujeres y las que tienen los hombres, porque si no se va perdiendo esa visión de qué valor, identidad propia tiene cada uno de los sexos”.

La idea, añade el directivo de la UP, es generar entornos de enseñanza donde los alumnos construyan su personalidad, conocimiento y formación.

¿Cómo funciona?

Los planes de estudio son los mismos, sólo que la forma de enseñanza es distinta.

“La diferencia es también en cuanto a la formación del personal docente y la elección que se hace sobre las estrategias y dinámicas a desarrollar en clase”, indica Aburto.

“Por ejemplo, en grupos de mujeres es mucho más fácil mandar a las niñas un texto y que lo analicen, y con los varones, a lo mejor requieren hacer primero un trabajo más manual o más práctico para, después, analizar con el profesor el texto”.

Con las niñas, agrega, en vez de dejarles un proyecto de una maqueta, a lo mejor hay que guiarlas más y darles ideas sobre cómo ir construyéndola.

En el Instituto Highlands, los grupos estarán divididos por género y los profesores pueden ser de ambos sexos. Los entrenamientos deportivos y el servicio social se harán, generalmente, por separado. Además, los alumnos tendrán algunas actividades mixtas, como misas, y en el recreo no estarán totalmente distantes.

Las prepas de la UP sí tienen campus separados. A decir de Gabriela López, directora del campus femenil, esto se hace para que los estudiantes se focalicen.

“El hombre puede ser un distractor, a lo mejor un punto de competencia con la mujer que está a lado. Cuando están en un colegio de puras mujeres, eso se elimina y eliminas distractores en la madurez y conocimiento”.

Para Aburto, es falsa la creencia de que este sistema está en contra de la convivencia entre hombres y mujeres, pues, en realidad, se enfoca en lo académico.

Ventajas de… educación diferenciada

+ Ofrecer a cada quien, con base en su sexo, un espacio para que su proceso de aprendizaje sea efectivo.

+ Los docentes generan estrategias para potenciar las habilidades cognitivas y de liderazgo de cada uno.

Fuentes: Instituto Highlands y Prepa UP

Modelo mixto

+ Hombres y mujeres aprovechan los métodos de enseñanza con base en su propio potencial.

+ Los estereotipos de género se van eliminando, ya que los alumnos encuentran modelos y roles saludables.

+ Amplían su espectro de futuro profesional, al tener contacto con todas las carreras.

+ Hacen trabajo colaborativo y aprenden a trabajar de manera natural en equipo.

Fuente: Arturo Sirgo, director del Programa Multicultural del Tec de Monterrey Santa Fe

“La educación diferenciada va enfocada a la parte académica, no a la parte social, no es un modelo que esté peleado en que convivan niños y niñas, se busca que haya una interacción natural”.

Alejandra Aburto

Coordinadora de Bilingüismo del Instituto Highlands

“Este modelo educativo busca hacer valer las diferencias de cada uno de los sexos en cuanto al aprendizaje que tienen; hombres y mujeres son iguales, pero aprenden distinto”.

Gabriela López

Directora de la prepa femenil de la Universidad Panamericana

“Resalta el valor de ser hombre, el valor de ser mujer y, desde la propia naturaleza de cada uno, siendo iguales como personas, sí hay aspectos en los que los hombres aprendemos diferente”.

Gamaliel Téllez

Director de la prepa varonil de la Universidad Panamericana

Leer más:

http://www.reforma.com/edicionimpresa/aplicacionEI/webview/iWebView.aspx?Pagina=268254&Grupo=3&Coleccion=1066&Folio=1547762&TipoTrans=8#ixzz2w8ezE8uj
Follow us: @reformacom on Twitter