La intolerancia de los “tolerantes”

0
8718

Integrantes del Consejo Mexicano de la Familia, fueron retenidos en al menos dos ocasiones por la policía de Benito Juárez, cuando se dirigían a la sede de la 47 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

Bajo el argumento de una “revisión preventiva”, el llamado “Autobús de la libertad”, en pocos minutos fue sometido a dos revisiones por parte de la Policía Municipal a escasos 200 metros del hotel sede de la Asamblea de los Estados Americanos que se celebra en Cancún.

El presidente del Consejo Mexicano de la Familia, Juan Dabdout, destacó que en una actitud por demás arbitraria, una veintena de elementos de la policía municipal de Benito Juárez, ingresaron para revisar todo el autobús, incluyendo el baño y por debajo de los asientos, siendo que minutos después fue sometida a otra revisión.

Explicó que, aún cuando no se cometió ninguna infracción, los elementos recogieron las identificaciones de todas las personas a bordo y las metieron en sus patrullas, por lo que varios minutos después, fueron a exigirlas de vuelta dejando ver que se trató de un abuso de autoridad, lo que fue evidenciado a través de videos difundidos en redes sociales.

Indicó que este movimiento tiene 2 años conformado como el Frente Nacional de las Familias integrado por diversas asociaciones, el cual logró reunir a nivel nacional a 2 millones de personas quienes promocionaron la campaña en contra de los partidos antifamilia.

Mencionó, que el “Autobús de la Libertad”, mismo que lleva la leyenda, “dejen a los niños en Paz”, #ConMisHijosNoSeMetan, se pretende reclamar, el derecho primario de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas,lo anterior, como parte de un derecho humano, reconocido en todos los tratados internacionales sobre derechos humanos firmados por México.

Fuente: Noticaribe